Invitados

JANET MCADAMS

Janet McAdams creció en Alabama, Estados Unidos. Obtuvo una licenciatura en Inglés y una maestría en Escritura Creativa en University of Alabama. Doctora en Literatura Comparada por Emory University, su tesis versa sobre la poesía indígena norteamericana. Su primer libro, The Island of Lost Luggage (La isla del equipaje perdido), ganó el Premio de Poesía Diane Decorah del Círculo de Escritores Indígenas de las Américas, y fue publicado por University of Arizona en 2000. Elogiado por la crítica como “elaborado en detalle” y “dolorosamente bello”, el poemario recibió el American Book Award en 2001. Ha sido artista residente en Hambidge Center, MacDowell Colony, Virginia Center y Ucross.  Es profesora de escritura creativa y de literaturas indígenas en Kenyon College, donde ocupa la Cátedra de Poesía Robert P. Hubbard. Escritora de ascendencia creek y escocesa, edita la serie Earthworks de escrituras indígenas de la editorial británica Salt. Los siguientes poemas pertenecen a su segundo libro, Feral (Cambridge: Salt, 2007).

 

Traducción de Katherine M. Hedeen y Víctor Rodríguez Núñez

 

 

Viajes polares

Atrapados en el hielo: El Jeanette

 

Nos aferramos

a la capa congelada. Medimos la profundidad

del mar que no podemos ver. Preguntamos: ¿Para qué un barco

cuando el agua se solidifica? Dos años en la manada,

¿quién de nosotros no sueña con caminar por

los témpanos de hielo alrededor del barco, o incluso con dos pies

de terreno firme? ¿Quién de nosotros no sueña con

una cama tibia, con un cuerpo humano?

¿Quién de nosotros todavía conoce su cuerpo?

Salimos de nuestra ciencia insensata, los sextantes, los teodolitos,

una docena de artilugios metálicos. En todos los barómetros perdidos

la aguja va más allá de perverso hasta frío criminal.

Viajes polares

Barba de ballena: Los barcos balleneros

Los balleneros pican hacia el norte hasta el paralelo 90,

y las ballenas azules encordonan los costados

de las esposas e hijas victorianas sin aliento.

 

Esta segunda caja torácica las sujeta,

bajo la luz pálida exprimida

de la grasa amarilla y espesa con que las ballenas flotan.

 

Como líneas de longitud,

la barba de ballena dibuja los paisajes de reloj de arena

de sus cuerpos a la expectativa.

 

Los balleneros catalogan el krill

del estómago de cada ballena, pescan ovarios,

y buscan en las tripas un bulto de ámbar gris

tan grande como una puñalada o una cabeza.

 

Esta es la historia: todo mundo se hace más pequeño. 

 

 

Búfalo en seis direcciones

Receta

Frota la piel con los sesos para ablandarla.

Rellena el estómago con cerezas y ásalo

a fuego lento o guísalo

con jugo de guindas, especias 

para enmascarar lo salvaje

pero ese sabor bárbaro

se queda en la lengua de manera

que pensamos que los vimos

un invierno hambriento

tantos inviernos

después de que desaparecieron.