Invitados

DEYVI GUTIÉRREZ  

 

Deyvi Gutiérrez, nació en la ciudad de Pereira en 1985. Amante de la literatura. Finalista en el XI concurso internacional de cuento «Ciudad de Pupiales» en 2016. Participó en la antología de escritores pereiranos de Klepsidra editores en 2015 y en la revista Musa Levis en cabeza de Flobert Zapata 2013. Invitado al festival Poetas en el Equinoccio Dosquebradas-Pereira en 2017 y al II festival de poesía de Zarzal en 2018. Ha publicado textos digitales e impresos en medios de comunicación locales y participa activamente en eventos literarios del Eje cafetero.

Como si no estuviese pasando todo

 

Como si no estuviese pasando todo
como si no les faltara algo
una parte
las piernas o los ojos
Cómo podrían saberlo
si el espejo se queda con lo fácil

Hay risotadas del viento
sonrisas en una media luna
posibles también en una boca
Qué espejo mostraría los porqués

Les han dicho que tienen ausencias
saben sobre las otras mitades
o la parte de sí tras los sueños

No les han dicho que alguien
puede comerse sus cuerpos
o lo que les queda 
y hacer algo mejor con ellos
Aunque también ese alguien
puedan ser ustedes mismos

No les han dicho que el hilo
que los sacará del laberinto
estará hecho con sus venas

Que deben hacer que un ojo
valga por diez
Y que tal vez para salir 
solo queden las manos

 

Roca

 

De la piedra que hallé para descansar

puedo imaginar muchas cosas:

 

No tiene incontables días de angustia,

ni una vida que sostener.

No tiene hijos por los cuales preocuparse,

ni tiene una relación.

No teme perderlo todo.

 

Deja pasar las formas del paisaje,

ignora las cosas de humanos,

su lenguaje es de tiempo

 

Quizás esta piedra conoce más de realidades.

Sabe que el espacio está lleno de rocas 

más que otra cosa.

 

Dios debe parecerse a esta roca.

 

 

Algo sabemos

Alargamos la vida hacia el frente
cuando vemos cine o teatro
Tan fácil hacer real lo falso
como si de esa materia fuéramos

Débil la voz que sabe que no es real
apagada desde el principio
así hemos entrado al mundo 
así nos levantamos de la sala
Qué función persistiría
a una voz contraria y constante

A veces nos perdemos 
entre nosotros y lo proyectado
como si nos diéramos cuenta
y rápido se vuelve a los ojos

Irónicamente nos ponemos allí
a ver lo que somos y olvidarlo