Invitados

BEN CLARK

Ben Clark (Ibiza, 1984) es poeta y traductor. Es autor de los poemarios Los hijos de los hijos de la ira (XXI Premio de Poesía Hiperión. Hiperión, 2006. Delirio, 2017); Cabotaje (Delirio, 2008); Memoría (Huacanamo, 2009); Basura (Delirio, 2011); La mezcla confusa(VII Premio Nacional de Poesía Joven Félix Grande. UP José Hierro, 2011); Mantener la cadena de frío (escrito con Andrés Catalán, IV Premio de Poesía Joven RNE. Pre-Textos, 2012); La Fiera (Sloper, 2014), por el que obtuvo el Premio Ciutat de Palma Joan Alcover y el Premio El Ojo Crítico de RNE de Poesía 2014, Los últimos perros de Shackleton (Sloper, 2016) y La policía celeste (Visor, 2018), por el que obtuvo el XXX Premio Loewe de Poesía.

Ha sido becario de creación literaria en la Fundación Antonio Gala para Jóvenes Creadores(2004-2005); en TheHawthorndenCastle International RetreatforWriters, (Escocia); en TheChâteau de Lavigny International Writers’ Residence (Suiza) y en la Fundación Valparaíso de Mojácar. 

Como traductor de poesía ha publicado los Poemas de amor de Anne Sexton (2009), la Poesía Completa de Edward Thomas (2012) y, junto a Borja Aguiló, la antología Tengo una cita con la Muerte (Poetas Muertos en la Gran Guerra) (2011), todas ellas en Ediciones Linteo.Además, junto al poeta Andrés Catalán, tradujo para Editorial Delirio el poemario En otro momento (2013), del premio Pulitzer Stephen Dunn. Otras labores de traducción incluyen los libres de cuentos Diez de diciembre y Pastoralia del narrador estadounidense George Saunders.  Actualmente vive en Málaga. 

 

Campus

Algo funciona bien en este campus.

Es la hierba.

No son los cuerpos tersos, tan perdidos

en la mañana obtusa del deseo.

No son estas palabras; no es el agua

de esta fuente maltrecha y ponzoñosa.

 

Es la hierba.

 

Crece sin esperanza y crece verde,

constante, compasiva.

Y hay veces que se eleva

y viaja entre carpetas y entre apuntes estériles

de asignaturas muertas. Es la hierba.

Dolorosa y paciente. Su embajada y su lecho.

La hierba verde y triste.

Oda a la juventud recién cortada.

 

 

de Armisticio (2008-2018). Sloper, 2019.

 

 

Los rotos

(con Anne Sexton)

Todas las divisiones son mentira

salvo la que divide los cuerpos en dos

grupos incomprensibles entre sí.

Aquellos que se han roto y los que no.

 

Los rotos no pedimos demasiado: 

que se nos quiera, sí, 

que los que no han vivido la fractura

tengan paciencia

si mascullamos viendo las noticias

o hacemos el amor

con un poco de miedo. 

 

Entenderás, entonces, ciertas cosas.

Por qué en casa las tazas no se tiran

y por qué a veces quiero

estar solo después de que suene un portazo. 

Los ritos de los rotos, amor mío.

Ademanes que espero que no comprendas nunca. 

 

 

de La policía celeste. 2018

 

 

Ceres

Para Fabio de la Flor

 

Admiro a los amigos que hacen pan

y los cuido y protejo con conjuros

inventados, escribo

poemas en su honor y, si se mudan,

vendo mi biblioteca y doblo mal

la ropa y la introduzco

en bolsas de basura y voy con ellos,

a su barrio, a su calle,

a su mismo edificio si es posible, 

y así me dan el pan, el pan que han hecho

esta mañana, anoche, ayer, no importa,

tierno siempre, caliente aunque esté frío.

El pan. Y mis amigos me comprenden

y no se espantan, saben que no sé,

que no puedo, que nada

me gustaría más que no tener

que molestarlos siempre con el mismo

cuento; el pan, vuestro pan, me da la vida,

hace que me arrepienta y que me alegre

a la vez del tratado que firmamos

mucho antes de nacer: habrá personas

fecundas que harán pan, que enseñarán

a sus hijos el truco y que no tienen

a cambio que hacer nada.

 

Y habrá personas huecas como yo,

hijos sin hijos, nombres moribundos,

que a cambio de una pizca de ese amor

tendrán que proteger a los que saben,

cuidarlos siempre, amar a los que saben

y no pedirles nunca lo que es suyo

y agradecer las migas cuando falte

el pan, y ser amigo cuando no

haya nada de nada y sólo queden

palabras sobre el pan, y si eso ocurre

ser abrazo de roca y ser su barca, 

porque esa es su tarea, la tarea

de un hombre que no puede y que no sabe,

pero que ama y comprende los milagros. 

 

 

de La policía celeste. Visor, 2018.